ALIANZA CIUDADANA PRO JUSTICIA
COMUNICADO
POR LA JUSTICIA Y EL ESTADO DERECHO
Luego que los medios de comunicación divulgaron graves señalamientos y denuncias por
manipulación de la justicia, contra magistrados del Segundo Tribunal Superior de Justicia y
de la Corte Suprema de Justicia, se han dado algunos hechos que nos hacen confirmar que
estas denuncias no serán investigadas, quedando en la más absoluta impunidad, como
sucede con todas las denuncias contra magistrados de la Corte y casos de corrupción de
alto perfil:
1. El silencio del resto de los magistrados de la Corte Suprema quienes no se han
pronunciado sobre las graves denuncias de intromisión del Ejecutivo en los asuntos
judiciales.
2. El día 9 de mayo se abre un proceso disciplinario donde el magistrado sustanciador
es el Licdo. Harry Diaz y donde se llama al ex Juez Ballesteros a ratificarse de sus
señalamientos contra los magistrados del Segundo Tribunal Superior de Justicia.
Sin embargo, no se dice nada sobre los señalamientos contra los dos magistrados
del Pleno de la Corte que también fueron mencionados por el ex juez de la
República.
3. El “almuerzo familiar” realizado el día 13 de mayo y que fue ampliamente
difundido por los medios de comunicación entre el magistrado Moncada Luna, un
miembro de la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional de Diputados y
un empresario muy cercano al gobierno del actual Presidente de la República.
Todo esto demuestra la burla a la que estamos siendo sometidos los ciudadanos de este
país a quienes se nos pide respeto a la “institucionalidad”, a sabiendas que no existe tal
institucionalidad, y que tanto el Órgano Judicial como la Asamblea Nacional de Diputados
son instituciones manipuladas por el actual Órgano Ejecutivo.
Es por ello, que mientras sigan ocupando los cargos de magistrados en el Órgano Judicial
los abogados: Wilfredo Saenz, Secundino Mendieta, Alejando Moncada Luna y José Ayú
Prado, sin que se aclaren estos hechos denunciados, la administración de la justicia
panameña seguirá en entredicho y serán la viva muestra de la grave crisis de
institucionalidad que vive el país.
Estamos claros que pedir la renuncia tampoco ha tenido resultado en los últimos años, por
lo que el único camino que tenemos los panameños y panameñas para reconstruir la
institucionalidad y volver a vivir en un Estado de Derecho es la activa participación
ciudadana para exigir a la próxima Asamblea de Diputados que cumpla su rol de investigar
y enjuiciar a los magistrados de la Corte. Igualmente frente a este panorama tenemos la
responsabilidad ciudadana de iniciar el proceso hacia una Constituyente.
Panamá, 20 de mayo de 2014.

Descargar Archivos


Administrador

14 Años de activismo ciudadano, “Por una justicia independiente, pronta e igual para todos”. La ACPJ es una red de organizaciones de la sociedad civil panameña, dedicada a promover la reforma de la justicia y a motivar la participación ciudadana en el tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *